jueves, 15 de marzo de 2012

ABUSO SEXUAL INFANTIL EN VENEZUELA.

ABUSO SEXUAL INFANTIL EN VENEZUELA.



    El problema del abuso sexual en Venezuela al igual que en muchos otros países ha estado signado por un manto de indiferencia social que se evidencia, desde la acción del Estado, fundamentalmente, por la carencia de registros confiables, por la insuficiencia de servicios que presten una atención especializada y de calidad y por la poca coordinación entre los sistemas públicos de salud y justicia. Por su parte, desde la sociedad en general, ese desinterés se demuestra con el mantenimiento de una actitud que minimiza estos hechos, caracterizada por el no hablar sobre la violencia sexual, el desconocer su magnitud o por la no denuncia de estas situaciones.

    Por otra parte, como los hechos de maltrato y violencia sexual no son exclusivos ni se pueden adjudicar sólo a las familias y ambientes de pobreza y marginalidad social, es importante resaltar cómo la violencia social se perpetúa en todos los sectores porque los integrantes de la sociedad aceptamos una serie de concepciones que la permiten. Así la violencia social se va naturalizando, volviéndose rutinaria cuando pensamos que es normal que el hombre tenga poder sobre la mujer, o el adulto sobre el niño; cuando privilegiamos al castigo como forma de aprendizaje o cuando la autoridad se ejerce como autoritarismo.

    Definición de Términos:
  Aberración: Acto o conducta depravados, perversos, o que se apartan de lo aceptado como lícito.
  Abuso Lascivo: Propósito de satisfacción de la libido sobre la víctima sin ánimo de acceso carnal, sino por medio de cualquier maniobra o evolución erótica de los muy variados modos en que resulta accesible.
  Corrupción de menores: Utilización del niño en hechos delictivos, conductas delictivas u otros tipos de actos de atentado a su integridad.
  Ilícito: No permitido legal o moralmente.
  Pederastia con violencia: Realización del coito con penetración del miembro viril por el ano de un individuo masculino en contra de su voluntad.
 Pedofilia: Atracción erótica o sexual que una persona adulta siente hacia niños o adolescentes.
  Penetración: Introducción de un cuerpo en otro. 
  Punible: Que merece castigo.
 Violación: Acto mediante el cual un hombre realiza el coito con una mujer virgen o desflorada utilizando la fuerza o intimidación; aprovechándose de las circunstancias o en todo caso si la mujer fuese menor de 12 años aunque no concurrieran ninguna de las circunstancias anteriores.

 ¿Dónde ocurre un abuso sexual? 
El abuso sexual a los niños lamentablemente puede ocurrir dentro de la propia familia; de hecho, es lo más frecuente: que los niños sean abusados sexualmente por su padre o por su madre, o algún familiar cercano. Desde luego también puede suceder fuera de la casa, por ejemplo por un amigo, un vecino, maestro, o algún desconocido; en todas estas partes puede suceder un abuso sexual. Según Cárdenas: (…) es doloroso decirlo, pero las estadísticas señalan que es en el hogar y precisamente a través de aquellos quienes deberían proteger al niño, en donde se dan mayormente los casos de abuso sexual. También puede suceder fuera del hogar: alguien abusa de la confianza y lleva a un contexto inadecuado la relación entre él y el niño.   En la escuela es frecuente que sucedan esos abusos sexuales; hay que tener mucho cuidado con los contextos y las circunstancias escolares porque ahí también se da muchísimo el abuso sexual a través de otros compañeros muchas veces de mayor edad, o incluso puede llegar a suceder a través de algún maestro.  Cuando el abuso sexual ha ocurrido el niño puede desarrollar una variedad de sentimientos, pensamientos y comportamientos angustiantes. Esto no está en tela de juicio, no está en fase de investigación, tampoco es algo criticable, es una realidad (…).

  Una edad no preparada para la estimulación sexual:
Las publicaciones serias en revistas de Psicología, Psiquiatría y Pediatría señalan contundentemente que cuando el niño ha sido objeto de abuso sexual puede desarrollar una variedad muy amplia de sentimientos, comportamientos y pensamientos angustiantes. A esos niños, al ser vistos solamente como objeto de placer sexual, se les despersonaliza, se les quita el fundamento de una vida de amor, de cuidado, y los hace sentir totalmente mal en su interior, no comprendiendo muchas cosas, y algo muy importante: no hay un solo niño preparado psicológicamente para hacerle frente al estímulo sexual  repetitivo. La naturaleza misma nos enseña que el mismo niño naturalmente es un ser humano que no ha despertado a los estímulos sexuales, aún que esos estímulos sexuales vienen a despertarse en la edad de la adolescencia, pero hablando de niños entre 4 y 8 años de edad, es evidente que aún no han despertado.  Cuando no se les ha provocado de forma directa esa estimulación sexual, su mente está totalmente inmadura en ese sentido y no está preparada psicológicamente para hacerle frente al estímulo sexual repetitivo, es muy importante esto, ya que de lo contrario, evidentemente habrá consecuencias en esa esfera psicológica.   Aun los niños de 2 o 3 años que son abusados sexualmente, quienes a esa edad no pueden saber que la actividad sexual es incorrecta, que alguna persona los está tomando como objeto de placer sexual y que los estimula y sobre estimula sexualmente, desarrollarán problemas como resultado de su inhabilidad para hacerle frente a esta situación. Evidentemente tendrán serias consecuencias porque aún no están suficientemente desarrollados, sí van a desarrollar problemas como resultado de la sobre estimulación en el ámbito sexual.  Qué importante es que si tu eres padre de familia, tengas mucho cuidado en este sentido: no es una invitación a vivir paranoicamente, o pensando que todo el mundo le quiere hacer daño a tu hijo; es una invitación a tener ciertas precauciones básicas, mínimas, para evitar vernos en la situación de que  alguno de nuestros hijos ha sido abusado en ese sentido (…) (Berezin, 1997).
El choque de sentimientos hacia el agresor: 
    Es lógico pensar que un niño de 5 años o más que conoce y aprecia a su agresor, se siente atrapado entre el afecto y la lealtad que siente hacia esa persona, y la sensación de que las actividades sexuales son terriblemente malas. 
    Es decir, empieza a haber una serie de contradicciones en los sentimientos y pensamientos de esa pequeña criatura: por un lado está el amor, el sentimiento que tiene hacia esa persona querida, y por otro lado está esa situación y sensación de que las actividades sexuales son terriblemente malas.  
    Todo esto son una serie de contradicciones muy malas e inadecuadas que empiezan a desarrollarse en el interior de los pequeños. Si el niño trata de romper con las relaciones sexuales, el que los abusa puede amenazarlos mediante la violencia o negándole su afecto.   Vemos entonces cómo el niño en todos los sentidos es víctima en una relación de ese tipo. Un  niño es una persona totalmente desprotegida ante un adulto, un niño de 4 a 8 años obviamente tiene todas las de perder en una relación de completa desventaja con una persona de 20 a 50 años.  De esta manera, el niño no solamente es abusado sexualmente y afectado físicamente, sino que estamos viendo cómo la mente de ese niño, cómo su desarrollo psicológico se ve gravemente afectado.  Imagínese usted cómo esa persona que quizás debe de ser una persona amada por el niño o protectora para el niño, y abusa sexualmente de él o ella y después le amenaza verbalmente de hacerle algo, o dañar a sus  padres, o por otro lado decirles: "si tú dices algo yo ya no te hablo más"; y entonces el niño empieza a desarrollar una gran angustia.  Todo eso es una forma de delincuencia gravísima porque se está atentando contra una personita que no tiene manera de defenderse.  Cuando los abusos sexuales ocurren en la familia, el niño puede tenerle miedo a la ira, a los celos o vergüenza de otros miembros de la familia, o quizás puede temer que la familia se desintegre si se descubre el secreto.   Por todos lados el niño es víctima: sexual y emocionalmente hablando, y en cierto sentido se convierte como un rehén para la estabilidad familiar: "si yo hablo, si yo digo o acuso, quizás la familia se desintegre". "Quizás la familia se vaya a avergonzar de mí, mi papá o mi mamá…" y todo esto es la triste realidad que viven miles de niños cada año en nuestra sociedad. (Cárdenas).



  La pérdida de autoestima y la perspectiva anormal del sexo. 

    El niño que es víctima de abuso sexual prolongado, desarrolla generalmente una pérdida de autoestima. Por supuesto, el niño entiende el mensaje que se le está dando: tú no eres digno de ser respetado, amado, protegido, cuidado y eres solamente utilizado para buscar un placer. Esto trae como consecuencia que el niño pierda su autoestima, tiene la sensación de que no vale nada y adquiere una perspectiva anormal de la sexualidad, y ésta es otra de las tristes consecuencias. 
    Muchos niños que fueron abusados sexualmente, cuando crecen y no se les atendió, amó, ni ayudó a salir de todo eso, empiezan la adolescencia o la juventud llevando vidas promiscuas, con la práctica del homosexualismo o lesbianismo.  Con esto no quiero decir que necesariamente alguien que fue abusado de pequeño tenga que crecer de forma promiscua, ser homosexual o lesbiana. No me estoy refiriendo a eso, ni estamos hablando de un fatalismo como algunos pretenden ver en la práctica del homosexualismo, del lesbianismo, como que ya hay una "predestinación genética" para que así la persona sea.  Es obvio que no es así. La ciencia demuestra que la homosexualidad es una conducta aprendida y como toda conducta aprendida puede darse marcha atrás y eso es innegable.   Los niños que han sido víctimas de abuso sexual en la infancia, tienen una situación adversa bastante importante ya que existen estas secuelas no solamente físicas, sino también en el ámbito de la vida sexual, emocional y la cuestión psicológica de los niños que son afectados.  Qué importante es que estemos con los ojos abiertos para que esto no les suceda a nuestros hijos, o para en su momento ayudar a aquellos que están teniendo esta situación como una realidad en sus vidas. (Paradise, 1990).


 Dificultades en los niños abusados 
Algunos niños que han sido abusados sexualmente tienen dificultad para establecer relaciones con otras personas, a menos que estas relaciones tengan una base sexual, se le ha enseñado a través de esos abusos, que eso es lo único que sirve, lo único que vale, que eso es para lo que él sirve, entonces empieza a relacionarse con otras personas solamente en base a lo sexual y no puede relacionarse de otra forma con la gente, esto es lamentable porque el ser humano tiene una dignidad
Lo sexual no es lo más importante en la vida del ser humano, hay cosas más importantes que lo sexual. Lamentablemente cuando lo sexual no está bien dirigido hace que la persona pierda mucho de su dignidad, se ensucie y ande teniendo una vida completamente fuera de lo correcto, bueno y adecuado que el ser humano debe de vivir, y empieza a degradarse.  Algunos de los niños que han sido abusados sexualmente se convierten en adultos que abusan a otros niños, se dan a la prostitución o pueden tener otros problemas serios cuando llegan a adultos, es decir, la historia se repite, el que fue abusado, cuando crece quiere también abusar de otros.  Es necesario evitar que el niño pueda llegar a ser abusado y si por ciertas circunstancias llega a ser abusado, que importante es la atención inmediata, pronta, el tomar medidas, y decirle al niño que su persona es apreciada por los seres humanos, que hay gente que lo ama y aprecia.  Es importante es que podamos ayudar a los niños que han sido abusados sexualmente a salir de esa realidad, y que por otro lado no les vaya a suceder a mas niños que estén cercanos a nosotros, porque es una situación sumamente desagradable y tiene un fruto tan triste, es decir, que ese niño  cuando llegan a una vida adulta se dedique a la prostitución.  Muchas veces en el niño no hay señal física de abuso sexual, es decir, una persona que no tenga experiencia en revisar niños ve al niño y dice: "no pareciera que está siendo abusado sexualmente", pero hay algunas señales que solo pueden ser reconocidas mediante un examen físico por un médico calificado, que sepa realizar ese oficio desde una perspectiva de la integridad sexual a los niños. (Barestein, 1982).      

      Los niños abusados sexualmente pueden desarrollar alguna de las siguientes características, por ejemplo:  
  • Un niño que es abusado sexualmente tendrá un interés poco usual en todo lo de naturaleza sexual.
  • El niño tratará de evitar siempre cualquier contexto sexual, puede ponerse como algo muy interesante, o como algo totalmente aborrecible, entonces hay niños que reaccionan de distinta manera, pero siempre lo sexual queda desvirtuado en el niño que ha sido abusado sexualmente.
  • El niño puede tener problemas para dormir o pesadillas.
  • Depresión o aislamiento de sus amigos y de su propia familia.
  • Tiene un comportamiento seductor hacia niños de su propia edad o más pequeños que él, de tal forma que ese pequeño niño ahora puede llegar a ser un factor de riesgo para otros niños.
  • El niño dice que tiene el cuerpo sucio o dañado, es muy característico, el niño que ha sido abusado sexualmente siempre se siente sucio.
  • Tiene miedo de que haya algo malo en sus genitales.
  • El niño se niega a ir a la escuela, se vuelve en cierta forma antisocial, retraído, individualista y le cuesta trabajo el contacto social.
  • Los niños que son abusados sexualmente de pequeños y que no se les da la atención adecuada, tienen mayores probabilidades de llevar una vida dentro del contexto de la delincuencia, o que tengan simplemente problemas de conducta.  
  • El niño que ha sido abusado sexualmente puede estar plasmando estas cuestiones sexuales en sus dibujos, juegos, en su imaginación o fantasía, puede tener un comportamiento agresivo más allá de lo normal, una agresividad poco común y puede tener un comportamiento suicida.
          Daños del abusador sexual en el niño: 
    Los que abusan sexualmente de los niños, pueden hacer que el niño se muestre extremadamente temeroso de revelar las acciones del agresor. 
El agresor después de haber satisfecho sus deseos empieza a manipular al niño para que guarde silencio, mantenga en secreto todo y muchas veces es muy eficiente esa forma de manipular al niño, de tal forma que el niño solamente hablará cuando se ha hecho un esfuerzo para ayudarlo a sentirse seguro y de ganarse su confianza, el mismo se atreverá a hablar y romper el silencio,  Si un niño o niña dice que ha sido molestado sexualmente, los padres de ese niño, deben tratar de mantenerse calmados, es decir, si usted es padre de familia y por desgracia le sucede que alguno de sus hijos es abusado sexualmente y de repente el niño se acerca  a usted y empieza a hablar algo de eso, usted debe de mantenerse lo mas calmado posible, para que el niño no se espante o se cierre y pueda naturalmente seguir sacando lo que ya empezó a hablar.  Tanto el padre o la madre, deben tratar de mantenerse lo más calmados posible y hacerle sentir al niño que lo que sucedió no fue culpa suya, es muy lamentable que en algunos sectores de la sociedad en la que vivimos cuando un niño empieza a hablar eso, los padres reaccionan de forma tan equivocada que hacen sentir al niño culpable del abuso.  Un niño jamás será culpable de un abuso sexual, a menos que antes de eso tuvo un historial de abusos sobre él y bueno, eso ya lo lleva a actuar de otra forma cuando tiene 9 ó 10 años, eso ya es una situación secundaria.  Hay algunos adultos que han sido los que han abusado sexualmente, que en su cinismo tratan de hacer sentir al niño que él fue el culpable y así lo quieren manifestar delante de otras personas, diciendo: "él tuvo la culpa", "me provocó", "me buscó a mi" y entonces el agresor adulto piensa que realmente así fue, piensa que el niño tuvo la culpa, eso jamás podrá ser cierto, el adulto tiene la solemne obligación de proteger al niño, y si el niño está teniendo una conducta equivocada, inadecuada, que muy probablemente es una conducta aprendida, quizás ya ha sido abusado, el adulto debe de protegerlo y de tratar de sacarlo de ese contexto, pero jamás el pequeño será el culpable.  El padre o madre de aquél niño debe mantenerse lo mas tranquilamente posible para que el niño hable lo que tenga que hablar, y los padres deben de llevar al niño para que le hagan un examen médico y una consulta siquiátrica para que haya evaluación sobre el daño que el niño haya recibido. (Cárdenas).

   ¿Cómo ayudar a un niño abusado sexualmente?
 

    Los adultos no podemos permanecer indiferentes, una persona que permanece indiferente ante el abuso sexual de niños, y a él le consta, aunque él no esté cometiendo los abusos, y ese adulto no mueve ni un dedo para que eso se termine y para ayudarle al niño a salir de esto, ese adulto está degradando moral y espiritualmente, lo único que representa es un profundo individualismo y eso no tiene nada que ver con una vida moral y mucho menos aquellos que dicen creer en Dios o creer en las enseñanzas de las Sagradas Escrituras.  Una persona adulta que se entera de esto, es importante que trate seriamente de ayudar al agraviado, es una deber cristiano fundamental el ayudar al necesitado, al débil y al abusado y nadie hay mas vulnerable en el mundo que un niño o una niña.  Un niño que está siendo abusado sexualmente depende mucho de usted  para salir adelante en la vida, si usted sabe de niños que están siendo abusados sexualmente, y usted no está haciendo nada, usted se está degradando moralmente por cobardía, por no meterse en problemas, por seguir cómodo en su propia vida.  En la parábola de el buen samaritano usted lo puede leer en cualquier Biblia en el libro de Lucas 10: 30 al 35 Jesucristo nos enseña que la vida que agrada a Dios es aquella vida que se compromete con su prójimo, el buen samaritano es un hombre que se da cuenta que otro hombre está profundamente necesitado de sus cuidados y auxilios, y gasta de su dinero y tiempo para ayudar a aquella persona. 
El buen samaritano nos enseña el amor al prójimo y un niño también es nuestro prójimo aunque sea pequeño, son nuestros prójimos y es nuestro deber ayudarlo a salir de esa triste realidad.  Y por último en el sermón de la montaña que viene en el evangelio de Mateo 7:12 Jesucristo enseña y dice: Haz con los demás como te gustaría que hicieran contigo.   Si usted fuera un niño y no puede defenderse a si mismo, y está siendo maltratado, abusado, disminuido en su identidad, ¿no te gustaría que alguien con amor, benevolencia, con compromiso hacia ti se acercara y te ayudara? Bueno, esa es la ley de oro, lo que te gustaría que hicieran contigo, eso haz tu con los demás.  Que Dios nos ayude a cambiar esta mancha social que está sobre nosotros, que nos ayude a proteger a nuestros hijos, a aquellos niños que sean cercanos a nosotros, pero también aquellos que no lo sean, si por circunstancias llegamos a tener contacto con ellos, poderlos ayudar hasta las últimas consecuencias, no hay peor cosa que atentar contra la salud física, mental o moral de los niños (…) (García, 1989).

 Tomado de http://www.monografias.com/trabajos64/impacto-social-juridico-abuso-infantil/impacto-social-juridico-abuso-infantil2.shtml

 En la organización Avesa calculan que 80% de los victimarios son conocidos por los niños

Gisela Loaiza, que trabaja en la Asociación Venezolana para la Educación Sexual Alternativa, en Caracas, sabe que el delito de abuso sexual infantil frecuente; aunque no todos los casos sean reportados, el número de denuncias causa alarma.

El año pasado atendieron en esa organización 270 casos. Ese mismo año, en la División de Investigaciones y Protección en Materia del Niño, Adolescente, Mujer y Familia del Cicpc se reportaron 2.920 denuncias de abuso sexual infantil, según fuentes policiales.Son personas que admitieron el problema y decidieron pedir ayuda, pero hay muchas víctimas que no han denunciado.

La agresión puede ocurrir sin que sea percibida por otras personas. Las víctimas, generalmente, no se atreven a acusar por vergüenza o por miedo a las amenazas, entre otras razones. En Machiques, estado Zulia, fue posible la detección de un caso en septiembre debido a que la afectada, de 14 años de edad, quedó embarazada del agresor. Durante años, el padre, un obrero de 53 años de edad, abusó de la muchacha y de otros dos hijos. La madre de los agraviados, que también está presa, fue acusada de complicidad.

Loaiza explicó que, usualmente, el descubrimiento del abuso sexual infantil suele ocurrir porque alguien sorprenda al victimario in fraganti, porque el niño se masturbe compulsivamente o porque registre cambios de conducta. Además, los infantes suelen retraerse o mostrarse rebeldes, afrontan problemas en el colegio y actúan de forma inapropiada.

Por ejemplo, un hombre fue detenido el pasado viernes por cometer actos lascivos con su sobrino de 10 años de edad, en el barrio Santa Eulalia de Los Teques. El agresor obligó al niño a tocar sus partes íntimas.

La madre, que hacía unas compras en el centro de la ciudad, observó una conducta extraña en su hijo cuando regresó a la casa e hizo la denuncia.

Sin perfiles. Loaiza afirma que es difícil establecer perfiles.

Agrega, sin embargo, que existe una alta probabilidad de que el agresor pertenezca al entorno familiar. “80% de los casos de abuso sexual infantil es cometido por personas conocidas por el niño. Hay especialistas que exponen las fases en las cuales el victimario, usualmente, seduce al infante, se gana su confianza o la de los parientes para facilitar el acercamiento y, luego, procede a la agresión. Se llega a la etapa del secreto, que consiste en chantajear al pequeño por medio de amenazas, regalos u ofertas”, explicó.

El abuso puede ocurrir en cualquier sector social. En los consejos municipales de protección del niño, niña y adolescente de Baruta y El Hatillo fueron denunciados 9 y 5 casos, respectivamente, en el primer semestre de este año.

Las víctimas pertenecían a familias de clase pobre, media y media alta.

“La proporción entre niños y niñas es igual. Quizá exista una diferencia casi imperceptible. Son muchas las falsas creencias en relación con ese delito”, dijo.

Peligros en la red. Internet puede convertirse en un canal para que los agresores seduzcan a sus víctimas. Una fuente del Cicpc, que prefirió no revelar su identidad, asegura que esos casos están en aumento.


“Cada día son más los niños, niñas y adolescentes que utilizan las redes sociales. Los delincuentes suelen captarlos por la web y luego los seducen para cometer actos lascivos”, indicó.

Al delito se le denomina grooming y la estrategia de los victimarios se basa en hacerse pasar por niños o adolescentes para establecer amistad.

El Cicpc capturó en enero a miembros de una red internacional de pornografía infantil, que ofrecían servicios sexuales e intercambio de fotos y videos sobre abuso sexual infantil.

Desmontar el tabú. Las medidas de prevención no están incluidas en las agendas de los colegios o en los hogares. “El asunto, en general, se ha ignorado porque no se sabe exponer. Representa un tabú”, refirió el psicólogo Antonio Pignatielo, profesor de la Universidad Central de Venezuela y especialista en temas infantiles.

Explicó que los padres tienen la concepción de que es malo hablar de la sexualidad con los niños: “Creen que se alterará su inocencia. Se piensa que despertarán sus ganas de experimentar”.

Recomienda conversar del asunto desde que el chiquillo formula la primera pregunta.

“Cuando un niño tiene una interrogante, ya sabe la respuesta. Sólo espera la confirmación de los adultos. Es mejor enseñarles en la casa y no aguardar a que otros lo hagan en la calle”, subrayó.

Fuente: El Nacional

 

10 comentarios:

  1. Donde se hace la denuncia? Y que sucede si la agresion fuen hace años?

    ResponderEliminar
  2. La denuncia se realiza en el Ministerio Público, o el CICPC. Si el abuso ocurrió hace años, según el delito y la pena que se impusiere por ese delito es que se da el tiempo de prescripción.

    Es decir, prescribe (Extinguirse un derecho,deuda,acción o responsabilidad por el transcurso del tiempo especificado para ello)cuando por ejemplo:

    Si la pena al imputado no pasa de 3 años entonces en ese mismo lapso habrá prescrito el delito.

    Tengo entendido que el incesto o violación son los delitos sexuales que mas tardan en prescribir, de 15 a 20 años... De igual manera deberás asesorarte con una abogado penalista.

    ResponderEliminar
  3. cuales son las cifras de abuso sexual infantil en lo que va de este año?

    ResponderEliminar
  4. cuales son las cifras de abuso sexual infantil denunciado en Venezuela en lo que va del año?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace meses que trato de investigar las cifras de denuncias hechas por ASI en Venezuela en lo que va del presente año y es imposible dado a que la mayoría de los abusos no se denuncian (80% de los casos). Lo que nos dejaría un pequeño 20% de denuncias, aunque no pueda reflejarlo en cifras exactas.

      Algo muy lamentable porque las denuncias no se hacen por vergüenza, por evitar habladurías, romper lazos familiares y otro sin fin de cosas más que se cree afectarán a muchas personas, pero la realidad es que al no denunciar al único que se le hace daño es a la victima quien es revictimizada una y otra vez por aquellos que no le creen o que prefieren ignorar su revelación, haciendo más profundas sus heridas y secuelas.

      Eliminar
  5. Que. Hacer Si el abuso fue por. Parte de. Otro. Niño may

    ResponderEliminar
  6. Si el abuso fue cometido por parte de otro niño, tal vez ese niño este repitiendo un patrón. Se debe investigar bien si el niño ha sido abusado y por eso repite la acción (comportamiento sexual no acorde a su edad). Es muy importante brindar a ambos niños apoyo psicológico oportunamente. La denuncia siempre debe realizarse pues es así como evitaremos mas abusos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, te invito a leer esta entrada: http://anmagoca.blogspot.com/2012/10/ninas-o-ninos-que-abusan-sexualmente.html

      Eliminar
  7. que se puede hacer si el abuso sexual fue hace años.. y el niño por miedo no dijo nada hasta ahora.. se puede hacer una denuncia solo con la palabra del niño que señala quien fue el agresor..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los casos de abuso, prescriben muchos años después. Claro que aún puedes hacer una denuncia pero debes ser consciente de todo lo que eso conlleva y de que por el tiempo transcurrido todo será un poco más difícil... Mi hija según lo que refirió habló 2 años después y yo hice la denuncia y el abusador fue condenado, y en este caso no fue violación, solo actos lascivos. Si te decides, te deseo lo mejor.

      Eliminar